Eclampsia Canina

Eclampsia Canina

La Eclampsia Canina, conocida popularmente como fiebre de la leche, es una enfermedad que se hace presente dentro de los primeros cinco a diez días de producido el parto, y se debe a que en este periodo de hay una gran fuga de calcio y otros elementos a través de la leche, por una alteración del metabolismo, con una mala respuesta de la glándula paratiroides para mantener niveles estables de calcio en sangre. Esta enfermedad se manifiesta con mucha frecuencia en razas de perros pequeños como el Pincher enano, Dachshund, Pequines, Caniche Toy, etc.

 


Eclampsia Canina

 

Esta enfermedad puede ser detectada pues la perrita tiene dificultas al caminar debido a la rigidez de los músculos, a la tembladera y agitación. Si uno no se da cuenta de eso, la enfermedad se puede agravar y generar más complicaciones, haciendo que la mascota termine en el suelo, con problemas para respirar, además que el temblor se convertirá en contracciones espasmódicas en los músculos, que pueden convertirse en convulsiones con aumento de la temperatura corporal.

 

Si no se actúa a tiempo la perrita morirá, por lo que lo recomendable es llevarla al veterinario, antes de que el daño sea irreparable, de esta manera se podrá resolver la falta de calcio en la sangre, el cual debe ser administrado por suero y lentamente para que no se produzcan fallos cardíacos. La temperatura debe ser bajada con compresas frías colocadas a lo largo del cuerpo, mientras que el calcio se le suministra vía venosa.

 


Eclampsia Canina

 

Mientras la perrita está en tratamiento, es importante que no amamante a los cachorros, pues con esto se evita repetir un nuevo episodio de la enfermedad, que puede ser mucho peor que el primero. Por lo que se debe aislar a los cachorros de la madre, pues ésta a toda costa tratará de alimentarlos. La enfermedad es curable si es detectada a tiempo, por lo que también se debe tener atención con la alimentación de la perrita en el periodo de lactancia, dándole una dieta balanceada. Si se presenta una vez esta enfermedad, es conveniente que la perrita no tenga más descendencia.