Pastor Alemán

Pastor Alemán

El Pastor Alemán es una raza de perro de tamaño grande. Debido a su fuerza e inteligencia a menudo es empleado en la policía y funciones militares de todo el mundo.El pastor alemán es una de las razas más demandadas. Es valiente, abnegado y fiel.


  • Visitas: 26171
  • 3 valoraciones
  • comentarios
3

Peso:

  • Machos: Entre 30 - 40 Kg
  • Hembras: Entre 22 - 32 Kg

Altura:

  • Machos: Entre 60 - 65 cm
  • Hembras: Entre 53 - 60 cm

Información

El Pastor Alemán es una raza de perro de las más populares del mundo. Su origen se remonta a finales del siglo XIX, cuando en Alemania se iniciaron los programas para la crianza y protección de los rebaños contra los lobos. Maximilian von Stephanitz, considerado como el padre de la raza, quien obtuvo un perro que demostró ser un semental capaz de cumplir con las tareas dadas. Más tarde las cualidades de la raza le permitieron realizar importantes actividades, siendo la más noble la de guiar ciegos, además de ser excelentes para trabajos de policía.

El Pastor Alemán es un perro de tamaño mediano, levemente estirado de cuerpo, de buena musculatura, fuerte, con huesos secos y con una estructura general firme. Su cabeza tiene forma de cuña proporcionada con el largo de su cuerpo y su stop no es muy notorio. La trufa es negra y su dentadura debe ser buena, sana y completa (con 42 dientes). La mordida es en tijera, y los huesos de la mandíbula deben estar bien desarrollados y los dientes deben encajar bien en el arco dental. Los ojos de este perro son de tamaño medio, almendrados, oblicuos y nunca sobresalientes, de un color oscuro en la medida de lo posible. Las orejas son medianas, erectas y abiertas hacia adelante.

Su cuello es fuerte, musculado y sin papada, con una angulación de 45 grados aproximadamente. El cuerpo posee una espalda firme, fuerte y musculada con un lomo amplio. El pecho es moderadamente amplio con el esternón largo y notorio. Las extremidades anteriores son rectas y paralelas, los codos no deben estar vueltos ni hacia afuera ni hacia adentro. Sus extremidades posteriores también son paralelas, y presentan muslos fuertes y bien musculados. La cola la lleva colgante cuando está en reposo, y en movimiento más alta pero sin sobrepasar la línea horizontal. La piel es holgadamente ajustada y no forma pliegues, el pelo es doble con lanilla interna. El perlo externo es recto, duro y pegado al cuerpo. En la parte de los muslos el pelaje forma una especie de pantalón moderado. El color es negro con marcas de color café rojizo, marrón, amarillo y hasta gris claro; totalmente negro o gris; los perros grises son matizados de negro, con manto y máscara de color negro.

La altura a la cruz de esta raza de perro es de 60 a 65 centímetros en los machos, mientras que las hembras llegan a una altura de 55 a 66 centímetros. Respecto al peso se estima de 30 a 40 kg para los machos, y de 22 a 32 kg para las hembras. Su promedio de vida es de aproximadamente 11 o 12 años, además sus camadas son de cinco a seis cachorros, llegando a registrarse camadas de hasta 16 perritos.

En cuanto al temperamento del Pastor Alemán, es equilibrado, con nervios firmes, seguro de sí mismo, desenvuelto, benigno. Es muy trabajador y cariñoso con la familia, además de ser muy protector con los niños. Algunas de sus virtudes más reconocidas son la valentía, inteligencia, abnegación y fidelidad. Es atento y bastante fácil de entrenar por lo que es bueno como guía para ciegos, salvamento, y como policía. Son perros vigorosos, ágiles, musculados, despiertos y llenos de vida, por lo que es una mascota por excelencia. Es muy apropiado como compañero, guardián, protector, etc.

Respecto a su salud se debe vigilar su calendario de vacunación pues son propensos a contraer moquillo. Además como cualquier perro de raza grande puede sufrir de displasia de cadera. A veces presentan la Enfermedad de Von Willebrand, o alguna deficiencia pancreática. En cuanto a los cuidados el entrenamiento es indispensable, además necesita de mucho ejercicio, las salidas al campo, a la playa o a la montaña son muy recomendadas, para que pueda correr a su antojo. El primer baño se le debe dar a los tres meses de nacido para que no se lastime. La alimentación debe de ser balanceada para que evitar la sobrealimentación, pues poseen un apetito voraz que pueden derivar en problemas gástricos como la diarrea crónica. También se le debe cepillar el pelo para conservarlo brillante, sano y hermoso.


¿Tienes este perro? ¡Compártelo con el mundo!



Fotos del Pastor Alemán


Comentarios